(Con información de ONU Mujeres) Guatemala tiene uno de los índices más elevados de violencia contra las mujeres de América Latina. Si bien los índices de homicidio en general han descendido en los últimos años, el femicidio y la violencia contra las mujeres y las niñas creció en un 98 por ciento entre 2010 y 2017. Un estudio independiente elaborado como parte del programa Ciudades Seguras en la Ciudad de Guatemala reflejó que prácticamente todas las mujeres de la Ciudad de Guatemala se enfrentan al acoso sexual de manera habitual. El estudio sacó a la luz más de 700 denuncias de acoso sexual en el campus central de la Universidad y en su centro de ciencias médicas, ambos ubicados en la Ciudad de Guatemala. La mayoría de los agresores eran personas conocidas: el 29,9 por ciento eran profesores, el 22,4 por ciento eran estudiantes y el 4,8 por ciento era personal de la Universidad.

El estudio también subrayó la falta de mecanismos institucionales de la Universidad, que carece de procedimientos formales para gestionar denuncias de acoso sexual o para garantizar la seguridad de las personas que denuncian. En definitiva, más del 50 por ciento de las personas encuestadas que habían sufrido un episodio de acoso sexual afirmaron no denunciar el incidente por miedo a las represalias. Es más, entre las que se decidieron a denunciar, el 93 por ciento afirmó que el agresor no había sido castigado.

Escuchemos más de este tema sobre Violencia de género y acoso, aquí:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.