“En el amor seguimos siendo muy idealistas somos supermodernas con todos los elementos de la modernidad –pensamiento crítico, principio de realidad, análisis concreto -, pero en el amor nos perdemos y seguimos queriendo amar y que nos amen según los mitos tradicionales, universales y eternos que han alimentado nuestras fantasías.”

Marcela Lagarde.

15 DE FEBRERO DEL 2019.

Redactado por;

POPI.

Por distintos lugares del mundo en estas fechas de mitades de febrero muchas parejas comparten momentos, se regalan chocolates, comidas en restaurantes, ropa, viajes, hoteles, y demás detalles que en algunas ocasiones nacen del corazón y algunas otras vienen impuestas por la presión social, en familia, en las telecomunicaciones o en las calles,… presiones que  se satisfacen por el conflicto de no defraudar a nuestras personas queridas por no cumplir con las formalidades sociales que nos rodean en estas fechas puntuales de celebración.

Sucumbidos en este día de los enamorados/as, donde el capital se impone al sentimiento o en otras donde el ideal social conduce la razón y el sentimiento, nos nace decir y escuchar a nuestras personas más queridas frases como; “te querré siempre”, “te querré, pase lo que pase”, “te quiero más que a nada en el mundo”, “por ti haría lo que fuese”, “daría la vida por ti ”…

Pero, ¿y si profundizamos en el mensaje de ellas?; nos traen incongruencia, incondicionalidad, posesión, celotipia, comparación, irrealidad, idealismo… hechos que nos privan de libertad para la construcción de nuestra propia concepción del amor hacia nuestra pareja, amigos, familiares… y vienen cargadas de maltrato y violencia.

Es así como podemos salir lastimados/as empleándolas en este tipo de relaciones que a la larga se trasladan a una dependencia emocional, a la que afecta por igual a mujeres y hombres. Solemos ocultar este problema pues nos sentimos menos capaces de reconocer que estamos atados emocionalmente a otra persona. Aunque muchas veces esta situación pueda ser transitoria, lo más habitual es que el patrón de dependencia emocional en la persona se observe a lo largo de su vida y con las diferentes parejas que tenga. Esta dependencia sentimental no hace referencia solo a motivos materiales (como podría ser una dependencia de tipo económico), sino que alude a la necesidad del amor como un vínculo afectivo. Las personas que la sufren tienen un gran miedo a estar solas y no pueden concebir su vida si no es al lado de una pareja sentimental…       

Además, estas frases son fruto de la representación social y cultural del concepto de amor por el que vivimos y nos desvivimos, un concepto de amor impuesto en nuestros subconscientes por herencias generacionales, oídas repetidamente en la radio, televisión, en canciones de cualquier género musical y en las telenovelas etc…   

De esta manera, las frases y hechos cotidianos nos trasladan a desglosar algunos de los mitos amorosos impuestos por nuestra sociedad y nuestra cultura que nos impiden profundizar en libertad nuestra concepción del amor hacia las otras personas.

El mito pone palabras a esas situaciones que como seres pensantes nos animamos a sentir pero no llevamos a la práctica dado que no son queridas dentro del control social normalizado. Los podemos reconocer como una imposición social pues se han utilizado como herramienta de control y de poner sentido a los sentimientos humanos que socialmente se conciben fuera de lo “normal”, por razones políticas, legales y de orden público.

Lanzamos unos mitos del amor en el noviazgo para abrirnos a la reflexión personal y dimensión de ellas;

  • MITO DE LA MEDIA NARANJA, se cree que se elige a la pareja predestinada y que es la única o la mejor decisión tomada.
  • MITO DE LOS CELOS, pensar que los celos son un símbolo de amor es entrar  en una dinámica destructiva.
  • CREER QUE AMOR Y ENAMORAMIENTO SON LO MISMO, se puede creer que cuando una persona deja de estar apasionadamente enamorada es que ya no ama a su pareja y lo mejor es cortar la relación.
  • MITO DE LA OMNIPOTENCIA, que el amor todo lo puede, todo lo soporta y que cualquier sacrificio es válido para la pareja.
  • CONCEPCION DEL AMOR MAGICO, Creencia de que nuestros sentimientos no están influidos por factores sociales-biológicos-culturales.
  • MITO DEL MATRIMONIO O DE LA CONVIVENCIA, creer que el amor debe conducir siempre a la unión estable de la pareja y constituirse en la única base de convivencia de la pareja.
  • MITO DE LA UNIDAD, Creer que una persona solo debe tener una pareja y no más, este mito va alojado del mito de la fidelidad.

Estos mitos al final son revelaciones que debilitan; la atribución histórica del amor romántico a la mujer y su representación “tierna” y “cursi” (que pretende ser fino, elegante y distinguido pero suele resultar ridículo, de mal gusto o pretencioso) como sinónimo de debilidad,   lo cual no debemos ir muy lejos con esto porque es  cuestión de mirar los medios de comunicaciones masivos o anuncios publicitarios en las avenidas o calles del pueblo, donde la mujer es denigrada, estos mitos al final son una forma descalificante más para las personas de nuestras sociedades y nuestro sistema. Nos enseña que solo hay esa forma de ver la vida, y que de esa forma debemos consumirnos y comportarnos…

Hay que romper con este tipo de tradiciones y construir realmente nuestra forma de ver y de vivir sanamente con nuestras familias y amistades.

¡Reflexionemos lo que está mal y cambiemos el mundo y valoremos las personas por lo que son y no por lo que nos dan! 

Les invitamos a que comenten y compartan sus opiniones.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.