Te invito a leer y compartir la siguiente historia, pues son casos reales, y como ese hay muchas niñas que han sufrido a causa de la violencia sexual.

Valentina

Mi nombre es Valentina hoy no estoy aquí porque cuando tenía 11 años y cursaba sexto primaria me ví forzada a dejar la escuela, enfrentar un embarazo y una maternidad forzada, como consecuencia de que un vecino de 55 años que trabajaba en una dependencia del gobierno y que decía querer a mi familia, me convenció para que aceptara un teléfono como regalo, al cual él, haría recargas para que me sirviera en mis estudios, me hizo creer que ayudaría a mi familia, a veces nos regalaba comida y cosas para nuestra casa, sin embargo, un día cuando iba a la escuela, bajo engaños me llevó a ver uno de sus terrenos y fue en ese lugar donde abusó sexualmente de mí, aunque yo grité nadie me pudo oír porque no habían casas cerca, luego bajo amenazas de matar a mi familia, por el  teléfono que él mismo me regalo, me obligaba a llegar al mismo lugar donde abusaba de mí.

Hasta que un día amanecí con fiebre y dolor en el estómago y mi papá me llevó al hospital para que me evaluaran, fue en ese momento que me  enteré que tenía cinco meses de embarazo, por lo que tuve que contarle a mis padres cómo sucedieron las cosas, también les dije que estaba bien si ellos decidían entregarme al señor (agresor) ya que él, me había ofrecido una casita y darme lo que necesitara, sin embargo, en el hospital me explicaron que eso no era posible porque la ley no lo permitía y que debía recibir atención medica inmediata por el riesgo y llamaron al Ministerio Público.

Súmate a esta campaña con el hashtag #NiñasNoMadres una campaña impulsada por el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva OSAR

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.