La idea de una creación incluyente, colectiva, participativa y critica, asociada a la puesta en valor de la igualdad y la defensa de libertades contra la injusticia nos demanda a consolidar espacios de formación popular para la transformación de las realidades desde la construcción de nuevos discursos estéticos donde el contenido estimule a la reflexión sobre aspectos que vinculan a la comunicación y a la transformación social de una manera más directa desde la participación comunitaria, articulados a su vez con las diferentes expresiones creativas populares. Con esto se pretendió activar funciones de integración, autorreconocimiento y generación de nuevos contenidos a través de: Expresiones culturales y espirituales, dinámicas de convivencia, alimentación, mantenimiento de los espacios comunes, donde se llevaban a cabo juegos, fogatas, cenas, proyección de películas, bailes entre otros.

“El arte es el mejor instrumento del conocimiento, mejor que cualquier otro”. Llega al fondo de las cosas con mayor poder que la ciencia, que la lógica y la razón, porque llega sin la intermediación de las conceptualizaciones intelectuales. Juega un papel de constitución de una sociedad a partir de sus esencias. Una sociedad necesita mirarse a los espejos del arte para poder comprenderse. Esos distraccionismos del arte por el arte, de que el arte no debe mezclarse con lo político, es un absurdo total. Todo acto social es un acto político, y todo acto trascendente en la sociedad es un hecho político, por tanto, el arte es indispensable para la construcción de una sociedad.” Jorge Sanjinés